top of page

Las 2 claves Espirituales para poder Prosperar en Tiempos de Incertidumbre.



Como humanidad estamos asistiendo a un momento en el cual las dificultades crecientes respecto a la economía, la salud, las relaciones, el trabajo y el futuro se están percibiendo por una inmensa mayoría en forma de una crisis que crea pánico, angustia, sufrimiento, estrés y dolor.


Lo que NO toda la humanidad esta percibiendo es que, también tenemos disponible una gran cantidad de luz Divina que esta llegando a la tierra. Esa luz divina contiene información valiosa, que se manifiesta en forma de inspiración, guía, respuestas o soluciones nuevas que serán dadas a quienes decidan recibirla y compartirla.


A lo largo de la historia, las culturas o grupos sociales que han logrado gestionar con eficiencia su energía emocional y crear con ella VIRTUD, o en otras palabras, “Poder para atravesar las adversidades”, han recibido muchas bendiciones de la divinidad y han producido grandes soluciones económicas, tecnológicas, científicas, políticas o espirituales que han cambiado la historia de la humanidad, pues la energía divina entrega capacidades, poderes y abundancia, para todos aquellos que están dispuestos a contribuir con la Solución de los problemas del mundo.

Es en momentos de Crisis y grandes cambios, cuando hay MÁS disponibilidad de crear soluciones a los problemas. Solo un pequeño grupo de personas se esta llenando de inspiración y esta desarrollando el músculo del VOLUNTAD PROPIA en forma de disciplina amorosa, confianza, valor, o responsabilidad. solo este pequeño grupo de personas es la que lograra transformarse ante la adversidad y con ello transformarán a la sociedad entera.


Lo que nadie nos enseña, es que cuanto más sufrimiento sentimos, más sensibles somos a cambiar la relación que tenemos con nuestro Ser Divino, y es por eso que en medio de la dificultad tendemos a hacernos preguntas trascendentales como: Dónde esta Dios en esta situación? Qué es la muerte? Cual es mi verdadero Propósito? Qué es Real? Qué puedo hacer para ayudarme o ayudar a otros en esta situación?


Ninguna de estas preguntas se queda sin respuesta cuando de corazón nos disponemos a Ser receptivos a las respuestas que siempre vienen de algo que esta más allá de lo que conocemos. Es la Divinidad la que ofrece las respuestas a quienes se disponen a recibirlas para que en union con su esencia luminosa se pueda construir el nuevo mundo.



Pero en la práctica por qué solo muy pocos seres humanos logran desarrollar la capacidad de recibir esa luz?


La gran mayoría de los seres humanos no reciben la luz divina, porque no la reconocen, no la ven, no le dan un lugar en sus vidas, la ignoran..


La gran mayoría ignora, que es del mundo energético, luminoso y divino de donde proviene toda la energía que sustenta al mundo material, o lo que percibimos como realidad física.

Debido a la ignorancia colectiva, en la que hemos sido programados, olvidamos relacionarnos con la naturaleza de la luz y es por eso que solo unos pocos la reciben.


La luz contiene información, soluciones, memorias, por eso solo unos pocos son los que crean novedosas soluciones y amasan fortunas en la tierra, gracias a la ignorancia y la falta de relación con la luz en la que viven todos los demás.


Entonces, cómo podemos empezar a ser receptivos a la Luz divina para

Prosperar con ella?

Los Seres humanos, así como la tierra de la que hacemos parte, somos como vasijas receptoras de luz y al mismo tiempo somos fuentes de luz porque vamos creando e imprimiendo la energía que recibimos en los pensamientos que tenemos, en los sentimientos que sentimos y la damos al mundo a través de las acciones que ejecutamos.


Así que, siempre tendremos dos opciones dependiendo del nivel de conciencia que logremos desarrollar:

O damos luz al mundo a través de ejercer nuestro PODER PARA ATRAVESAR LAS ADVERSIDADES encontrando nuestra conexión interna con lo divino que nos guia y nos ofrece respuestas a los desafíos de nuestra existencia,


O, damos oscuridad al mundo gastando inconscientemente nuestra energía a través de nuestra tendencia a reaccionar automáticamente en miedo y limitaciones según el guión colectivo y a todas las circunstancias del mundo.


Para ser Vasijas receptoras de la luz divina, requerimos activar nuestra capacidad para RECIBIR la luz y esto es entrar en un modo operativo de NO REACTIVIDAD. Es un verdadero arte, desarrollar la capacidad de dejar de reaccionar y aprender a CONTEMPLAR, es una capacidad que empieza a crecer como una semilla poco a poco… parece imposible, pero con las Tecnologías Consientes y la Comprensión de los procesos internos es SIEMPRE POSIBLE.



Primera Clave: Practicar la Inspiración, Tomar la Luz divina.


La luz divina nos llega cuando nos alineamos con el mundo, cuando percibimos su belleza y nos empezamos a inspirar en ella. La inspiración es una hermosa palabra pero contiene un sentido PRACTICO. La inspiración es una Actividad Proactiva, no Reactiva. La inspiración requiere que desarrollemos la capacidad de contemplar, observar, reconocer LO QUE HAY, tanto dentro como fuera de nosotros. La inspiración no llega al intentar pensar o al querer hacer. La palabra Inspirar viene del verbo respirar y hace referencia a la acción de tomar, aire. El aire es el Alimento que nutre y equilibra el pensamiento y es a través de él que tomamos la energía divina en forma de claridad o equilibrio emocional que nos permite resolver una situación.


Ahora mismo, están llegando torrentes de energía divina a la tierra, y millones de personas están desarrollando el miedo a respirar, pues nos han repetido hasta el cansancio que hay un enemigo invisible en el aire que nos puede matar, basados en esta “creencia” la gran mayoría está encerradose en su propio miedo, declarándose a sí mismos y sin saberlo, como incapaces de ver y de tomar la luz divina que nos inspira a salir de la adversidad. Sin embargo, si cada uno de los seres humanos decidimos tomar la luz que viene del cielo y entregársela a la tierra tendremos el poder de construir un nuevo mundo.

Segunda Clave: Practicar la Ofrenda, Dar luz al mundo.


Los humanos somos puentes de luz, al igual que los arboles de este planeta. Somos receptores y dadores de luz, REQUERIMOS VOLVER A SER CAPACES de recibir la luz divina y entregársela a la tierra. La luz divina llega a la tierra a través del sol que DA y la tierra la RECIBE para crear con esa energía todo lo que existe, proveyéndonosla a todos de todo.


Si como humanos aprendemos a hacerlo como lo hace la tierra entonces generaríamos una conexión continua a través de nuestra experiencia humana, capaz de recibir y dar la energía divina a todo lo que nos rodea y permitir así que todo se enriquezca con nuestra presencia.



“Cuando te conviertes en un receptor de luz, te llega toda la abundancia, prosperidad, protección e inspiración del mundo divino”. Para esto simplemente requieres recordar cómo conectar con el mundo entendiendo que todo es parte de ti. Aprende a Experimentarte en Presencia en momentos de No reacción o Meditación. Cuando estés en un estado de profunda presencia y dicha dices: “recojo la luz de dios y se la entrego a la tierra” “recojo la gratitud y alegría de la tierra y se la entrego a Dios”. Puedes hacer esto en la meditación y varias veces al día, acompáñala con la respiración imaginando que cuando INHALAS estás recogiendo luz divina y cuando EXHALAS la estás ofrendando a la tierra.


Cuanto más energía pase a través tuyo en forma de recibir y dar Luz conscientemente, mayor será tu abundancia y prosperidad, porque más flujo de lo infinito pasará a través de tu estructura finita y eso expandirá tus limites y te hará poderos@. La energía obedece a la Consciencia y la Vibración, simplemente practícalo y verás como crece tu poder.

Por qué prosperas y el mundo se enriquece a través tuyo?



Si suficientes seres humanos nos abrimos a recibir la energía divina para enviarla a la tierra, la tierra automáticamente sube de vibración y los problemas colectivos se resuelven al abrirnos voluntariamente a SER quienes reciben y dan forma a las soluciones que crearán un nuevo mundo.


Les animo a todos a contribuir con proceso de anclaje de la luz divina en nuestro cuerpo y en la tierra, en este especial momento tan decisivo que nos requiere despiertos, consientes e integrando lo humano y lo divino que somos.


Si te interesa Expandir Tu Potencial Divino, EMPRENDER y PROSPERAR a través de diferentes Tecnologías Consientes que te ayuden a reconocer tus Dones del alma y Vivir tu Evolución de forma practica, permanente y amorosa generando abundancia en tu vida, inscríbete en el Programa: Prospera como Emprendedora Espiritual.


Quiero saber de qué se trata.


Comments


bottom of page